viernes, 11 de abril de 2014

Al final va(s) a ser verdad.


A veces la única solución es abrazar el problema.
A veces, cuando quemas, incendio mi casa para acercarme a ti.
A veces quiero que seas eterna, otras te quiero en formato real, te hago de carne y verso y hueso y beso
y nos follamos como quien sabe que nos queda un día menos de vida en este planeta.

A ratos creo verte sin mí, a ratos me gusta imaginarme en tu pasado y pensar que nos cruzamos algún charco sin darnos importancia. Que pasamos desapercibidas pero que pasados unos metros miramos hacia atrás, como quien intuye que acaba de oler por primera vez el perfume del amor de su vida.

A ratos creo saber por qué te pintas los labios de rojo y la cara de mí, a ratos te comería todos los ratos del día, el resto, lo hago muda de sonido, porque una vez me enseñaste a hacerte el amor en silencio y desde entonces no recuerdo a qué se debe que el ser humano tenga cuerdas vocales.

Perdóname por mirarte así, es que yo también me suicidaría si fuese lágrima tuya y estuviese condenada a recorrer esa cara de nubes para después saltar sin alas a ningún vacío.  

Esta mañana te hubiese pedido que te casaras conmigo antes del desayuno, cuando te has despertado y me has abrazado pensando que seguía dormida, por eso no te lo he pedido,

porque entonces he sabido,
con total seguridad, que tendré toda la vida para hacerlo.



Mónica Gae.

18 comentarios:

  1. A veces, pienso que ojalá el mundo siga girando, matando y rompiendo mientras queden besos y amor(es) que vivir. Porque a veces una sola respiración puede valer para toda una vida.

    ResponderEliminar
  2. Y al final, todo va a ser verdad, en un "hermoso sueño" de cristal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Con total seguridad si que puedo decir que me tendrás toda la vida para decirte lo grande que eres.
    Pd: Mi iPhone se lleva mal con el blog y no me deja poner comentarios desde ahí.

    ResponderEliminar
  4. Me pasa algo curioso. Sabes de esas peliculas que sale alguien leyendo una carta y se escucha la voz del que la escribe en segundo plano? Pues chica, que te leo y recitamos juntas. Noa ^^

    ResponderEliminar
  5. Decir cuando menos se espera. Y cuando sea innecesario

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Eres increíble Mónica, no encuentro mejores escritos que los tuyos a la hora de ir a dormir. Gracias y por favor, nunca dejes de escribir!

    ResponderEliminar
  8. Que hermosa almita tienes Moni. Besos ahi un gusto poder escucharte y leerte. un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Segundo párrafo y parte final inmejorables, perfectas. Mis lágrimas también se suicidan leyéndote...

    ResponderEliminar
  10. Guau. Qué bonito, Mónica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Por diox!!!!! Te sales del pellejo!!! Eres una crack!! Me encanta como escribes y expresas tus sentimientos!!! Fan tuyo a muerte!! Fan fan de póster! !;)

    ResponderEliminar
  12. Eres genial
    http://unamiradaunverso.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Eres genial
    http://unamiradaunverso.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. Ciertamente eres magia, cada palabra tuya es una evocación a mis recuerdos, me apropió de tus escritos y puedo sentir cada emoción citada, definitivamente no es sencillo sobrevivir como románticos en una sociedad colmada de superficialidad e indiferencia. Tienes un ángel increíble.Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  15. Ciertamente eres magia, cada palabra tuya es una evocación a mis recuerdos, me apropió de tus escritos y puedo sentir cada emoción citada, definitivamente no es sencillo sobrevivir como románticos en una sociedad colmada de superficialidad e indiferencia. Tienes un ángel increíble.Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  16. La última parte me ha acabado. Y ahora cómo dejar de llorar? Muy bello Mónica.

    ResponderEliminar

Ballantines & Coca-cola