sábado, 10 de agosto de 2013

Quien lo descubra, gana.


Estoy a dos llamadas perdidas de encontrar el teléfono y tirarlo por la ventana. O quizás llamarme y dejarlo conmigo, no sé. Siempre me han gustado las películas en blanco y negro cuando carezco de motivos para enfadarme con el mundo. A mi mesita de noche le hace falta tomar el sol y tengo una baraja de cartas marcadas con la única que decidí no hechar en el buzón por faltas de ortografía. Últimamente solo llega propaganda y me parece la excusa perfecta para cometer un atentado contra los carteros: la próxima vez que se te ocurra colar un papel bajo mi puerta, que sea para fumar, por favor.

Las chicas nos pintamos los ojos por no pintarnos monos en la cara, créeme, el propósito es el mismo. La única diferencia es que lo primero lo venden en tiendas de cosmética y para lo segundo necesitas una orden que certifique tu cuerdalidad. O me atas o te mato, gritó la cuerda a la horca, a fin de cuentas estás en números rojos y a ti el único color que te sienta bien es el azul. Reconócelo, el cielo estaría acojonado de ser consciente de su propia altura. Imagínate la hostia.

Hoy el día pinta verde y mis pulmones echan de menos ahogarse con el humo de su propia fábrica de chocolate. Oye, Jack, pásame otra tableta, que tengo mono de subirme a un árbol y espiar a las parejas que pasean por el parque. El Retiro hace estragos en mi garganta cuando quiero gritar tu nombre y se atraganta mi voz. Cuánto abarcas para tan poco puerto. Yo también sé escribir sin sentir tenido y no me parece una mala idea para esta tarde de domingo con calcetines de sábado. Estudiar me pone cariñosa y la única compañía que ha querido estar conmigo esta mañana ha sido Vodafone. Menudos cabrones esos también. Yo les he dado conversación y resulta que la única oferta de la que carecen es la de dar compañía, precisamente.

Qué más da todo, ¿no? Ponerle nombre a los días es la táctica más patética creada por el ser humano para esperar con ansias un día que nunca es hoy. Y así nos va. Queriendo siempre lo que no podemos y teniendo siempre ganas de tener más. A veces me gustaría ser uno de esos gatos de interior que los humanos acarician con cara de idiotas por el absurdo hecho de pesar cinco kilos más de lo que su salud le permite. Qué vida la de esos malditos cabrones –pienso yo, todo el día comiendo, jugando y escupiendo los pelos que le faltan a mi lengua cuando se trata de esculpir verdades. Como templos, el de Debod.

Otras veces, simplemente, me gustaría ser cualquier otra persona para leer cosas como ésta e imaginar la vida de quien hay detrás del teclado después de descubrir que llevas cuatro párrafos y medio leyendo y aún no le has encontrado sentido a este texto.  

Y no me extraña.



Quien lo descubra, gana.

35 comentarios:

  1. He podido entrever en algunas frases pedazos de cordura, pero por lo demás, tienes razón, es curioso y divertido intentar imaginar qué pasaba por tu cabeza mientras escribías estos párrafos.
    Y, seguramente, cada uno de tus lectores nos equivoquemos en nuestra interpretación, pero para eso existe la literatura, una comunicación no del todo directa entre el lector y el escritor. Porque un texto puede tener mil lecturas diferentes y éste tendrá tantas como decidamos interpretar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto y con afecto, llevas toda la razón, pero no te la quedes toda, que la humanidad sufre de cordura y a veces unas líneas sin sentido hacen despertar a los otros cinco.

      Aún sigo pensando el premio para quien acierte y lo cierto es que perder supone ganar la partida. Hoy la comida me ha dejado anímicamente metáfora y no hay quien me entienda, empezando por mí.

      Pero creo que vas ganando.

      Eliminar
    2. De hecho, no sé hasta qué punto la razón tiene razón en sí misma, si como tú dices, a veces unas líneas sin sentido hacen despertar a los otros cinco, lo cual, en un texto (acción, gesto o cualquier cosa) con sentido, terminamos ciñéndonos a lo básico y ahí, no queda lugar para la imaginación y la interpretación con 400000 sentidos distintos.

      Ni siquiera tú te entiendes pero, la pregunta es... ¿verdaderamente quieres hacerlo? A veces es mejor así, saber sin saber.

      ¿Voy ganando? ¿O perdiendo? Vivimos en un mundo en que todo puede terminar del revés.

      Eliminar
  2. No me importa el significado, yo ya he ganado solo con leerte.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda es una crítica a Correos, Vodafone y a la obesidad gatuna ;)
    Es difícil sentarse a esperar los días,es más rápido salir a buscarlos.

    En cuanto a la autora: arte descalzo.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que en realidad está dando una última llamada al amor y un intento por no tener que marcar a la soledad.


    No sé si es eso, o que yo últimamente llevo todo lo que leo al mismo lado...

    ResponderEliminar
  5. Creo que tienes algo dentro, atravesado en la garganta (como E. Galeano). Estás enfadada (apática, irascible?), y no sabes por qué, ni con quién. Quizá por algo que debería haber sucedido y no lo ha hecho. Querrías una excusa para poder sacarlo, pero la vida te resulta demasiado maravillosa (incluso cuando es una mierda).
    Tengo la sensación de que hoy te encuentras fuera de lugar, “uno de esos días en lo que una solo tiene ganas de cambiar de domicilio para instalarse en un presente más amable”. O quizás, como dijo Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes”, has tenido un día rojo y sólo necesitas un taxi que te lleve a Tiffany’s.

    ResponderEliminar
  6. Yo ya gané el día que te descubri!

    ResponderEliminar
  7. Hola Mónica

    Para empezar yo creo que lo importante no es ganar
    ya que la vida no es un juego,aúnque a veces lo parezca
    Por otro lado sí creo que para ti sí tienen mucho sentido tus palabras...
    Que a veces no tienen la culpa los ojos azules sino más bien lo tan cerca o lejos que se está de ellos.
    Ni tampoco el teléfono ni el cartero
    Ya que a veces uno no quiere oir lo que no sabe que oirá,ni leer las cartas por miedo de encontrarle otro sentido.No todos sentimos de la misma manera, y cuando así lo es, y el sentir es muy grande, es cuanto más difícil se nos hace expresarlo.
    Por otro lado sí creo que eres una persona que le gusta estar leyendo cosas como éstas imaginando quién está del otro lado del teclado...

    Siempre dije creo...

    Te envío mi abrazo.
    Dani..

    ResponderEliminar
  8. Todos imaginamos cómo es la vida y los sentimientos de las personas que leemos, siempre.
    A veces también necesitamos vomitar palabras aunque en conjunto parezcan no tener coherencia porque dentro nos ahogan, o porque al escribirlas las ordenamos aunque sea un poco.
    Tu texto huele a inconformismo, y he de reconocer que esta frase "Ponerle nombre a los días es la táctica más patética creada por el ser humano para esperar con ansias un día que nunca es hoy" me ha gustado. Mucho.

    ResponderEliminar
  9. Sabes?, Siempre he tenido miedo de escribir, pareciera que siempre hablo de cosas que la gente no entiende; y cuando leo tus textos pareciera que ellos me entienden, Pero es como decía Una persona allá arriba de todos los comentarios : " La literatura es una comunicación no del todo directa entre el lector y el escritor ".

    He leído este texto unas 4 veces por lo bajo & yo lo único que podido descubrir en este texto sobre ti, es que buscas,
    Esperas o quieres algo; quizás me equivoque pero es la idea de esto, equivocarse, sin embargo si llegas a leer esto quiero decirte monica que yo no sé lo que tu estás pensando pero tengo millones de kilómetros de distancia con esa persona que hace mi cielo mas azul(& que me lleva hasta mucho más arriba de lo que parece estar) & me llena de amor tanto que me hace sentir un Gatito con sobre peso ya que me paso todo el día en el computador; a veces me dice que salga a tomar sol a la calle y es cuando veo parejas de la mano & me imagino la vida entera con esos ojos que amo, me imagino con el de la mano,Es maravilloso poder soñar, & así como es de bonito, también duele; He roto mi celular una ves por la desesperación de no tenerle y de no poder mirar sus ojos en la mañana y creo que si viniese alguien a contarme esto mismo, lo entendería una y millones de kilómetros.

    Pd: Estoy pensando en ir a buscarle.

    ResponderEliminar
  10. Yo siempre quise mandarle una carta al cartero, aunque nunca supe que dedicarle.

    Pero seria algo asi; Creo que no sabes el superpoder que tienes. Traernos a casa los mejores regalos del mundo: los calidos deseos de la gente que nos quiere y sobretodo estrechar los kilometros que nos distancian de ellos. Por ello gracias, porque vivimos con ansias de tu regreso. Te esperamos de nuevo.
    Ten un buen dia.
    Fdo, la alegria.

    PD; Y estoy segura de que tu eres uno de esos detalles que se esperan impacientes para alguien. Y para muchos.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tiene de malo hablar de soledad ?," Pero qué más da? Si la vida se trata de sueños que nunca vamos a hacer realidad." & por que hablas de sueños que nunca se podrán hacer realidad ? , pareciera que eres el único que piensa eso, los sueños son lo mas hermoso de la vida que si crees tanto en ellos no demoran en hacerse realidad Lucha por lo que quieres al parecer no entiendes como funciona un sueño, & no se trata de querer mas de forma material no lo hagas pareces como si fuese así, por que estoy segura que monica no se refiere a eso...

      Eliminar
    2. No tiene nada de malo hablar de soledad, lo que pasa es que soy horrible expresándome, en realidad mi comentario no iba a eso exactamente.. pero pensándolo mejor, su escrito tiene todo el sentido del mundo. Porque, no creo que haya persona en este mundo capaz de merecer a MONICA GAE.. no solo por su belleza, o su sonrisa, ni por su mirada, ni su voz capaz de idiotizar a quien la escuche, sino por su todo.. no creía en la perfección hasta que conocí uno de sus videos en youtube..
      Y a lo que va lo de los sueños yo no creo en lo material, para mi la vida es un sueño del que nunca quiero despertar.. vos te confundís con las metas, esas si se cumplen... los sueños en cambio son hermosos porque solo son sueños..
      Sabes bien que puedo vivir eternamente a base de sueños#
      es lo que creo, es lo que pasa por mi cabeza, es mi vida, si te ofendí te pido disculpas ^^

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Los sueños también se cumplen amigo & si, tu forma de expresarte no es muy buena, sin embargo es solo una opinión Saludos.

      Eliminar
    5. si, como dije antes soy horrible xD
      pero cada persona es un mundo.. cada persona tiene su formas de pensar.. saludos ^^

      Eliminar
    6. Como dice una película: "Cuando la gente no puede hacer algo, te dicen que tú tampoco puedes. Si quieres algo, ve a por ello. Y punto."

      Eliminar
    7. yo cumplo todo lo que me propongo ¬¬
      pero una cosa son "metas" y otra cosa son sueños.. y como ya dije antes, cada uno piensa de forma diferente...

      Eliminar
  12. Creo que la señora de rojo te ha visitado.

    ResponderEliminar
  13. Tiene un claro sentido, es decir, una orientación. Lo que no podemos saber es cómo se llama la persona de destino. Don Anónimo, tal vez.

    ResponderEliminar
  14. Es un texto bidireccional: por un lado tiene un sentido opaco, introspectivo, que sólo tu puedes reconocer; por otro, el sentido que en la lectura de revisión has creído que un lector ajeno podría otorgarle y que estás dispuesta a reconocer. Incluso tal vez alguien próximo a ti podría encontrar un camino de pistas y quedar a medio camino.

    Pero sinceramente, opino que este texto es el discurrir literario de tu yo, eres tú en esencia, en tu anhedonia, en tu impotencia, en tu deseo. Es decir, el sentido maestro eres tú misma, porque sólo tú lo encuentras. Al resto nos puedes vender cualquier otro, tan confuso a priori como la recompensa.

    Me sobrecogen tus palabras, como quién halla en ellas la identidad propia. Será cuestión de escritores nocturnos.

    ResponderEliminar
  15. Amor, en cualquiera de sus formas, atragantado por no saber en cuál.

    ResponderEliminar
  16. Cada frase tiene una historia diferente y ninguna tiene que ver con la otra. Al igual que cada párrafo. Ninguno tiene que ver con otro y todos cuentan algo diferente sobre tu comportamiento, quizás. Es el único sentido que puedo y quiero encontrar.

    ResponderEliminar
  17. Yo lo que sigo sin entender es cómo la mayoría de tus escritos calzan tan perfectamente con mi vida. Naciste un Viernes por casualidad? (No te parece una putada, haber nacido un Viernes y no saber bailar?) Mi apellido empieza por M y mi nombre por G, será eso? No me hagas mucho caso, yo siempre ando buscándole la 5ta. pata al gato...
    Hablando de gatos, hace unos años atrás, escribí algo como esto y justo le acabo de encontrar respuesta. Ahora dime tú, para qué quieres encontrarle un nombre si nunca vas a estar conforme? =)
    Un abrazo grande desde Venezuela.

    ResponderEliminar
  18. una autentica charla contigo misma , que al parecer es por algunas inconformidades contigo misma... tu tienes la solución....

    ResponderEliminar
  19. Ese "sentir tenido" no sé porqué me ha dejado pensando en muchas cosas y de ello y de este texto ha salido algo que jamás pensaba escribir. Así que gracias por ser mi inspiración. Yo ya he ganado :)

    ResponderEliminar
  20. Siento que estas enfadada con el mundo y todas las banabilidades o superficialidades que la sociedad impone, siempre estamos pendiente de lo que los demás piensen, aveces esperamos tanto porque no sabemos que se puede esperar de uno mismo. Sera que estamos esperando mucho de la vida? Queremos que nos den pero, cuanto estoy dando yo? Realmente es reciprocidad o solo damos para recibir o no damos nada pero lo queremos todo, porque al parecer somos unos inconformes y más cada vez es poco, la gente y sus tonterías los colores y los días, el amarillismo y la televisión cada vez mas vacíos y aceptando menos de lo que merecen por falta de amor propio y yo tampoco se de que estoy hablando jajaja ya no se sabe ni quien es el loco si el que cree ser cuerdo y te llama loco o el propio loco.

    ResponderEliminar
  21. Siento que estas enfadada con el mundo y todas las banabilidades o superficialidades que la sociedad impone, siempre estamos pendiente de lo que los demás piensen, aveces esperamos tanto porque no sabemos que se puede esperar de uno mismo. Sera que estamos esperando mucho de la vida? Queremos que nos den pero, cuanto estoy dando yo? Realmente es reciprocidad o solo damos para recibir o no damos nada pero lo queremos todo, porque al parecer somos unos inconformes y más cada vez es poco, la gente y sus tonterías los colores y los días, el amarillismo y la televisión cada vez mas vacíos y aceptando menos de lo que merecen por falta de amor propio y yo tampoco se de que estoy hablando jajaja ya no se sabe ni quien es el loco si el que cree ser cuerdo y te llama loco o el propio loco.

    ResponderEliminar
  22. Pero que podemos hacer si esa es la realidad parsimonica y latente en el corazón de cada cual, el dar y recibir o no, el dar sin esperar pero al final saber que vas a recibir

    ResponderEliminar
  23. Pero que podemos hacer si esa es la realidad parsimonica y latente en el corazón de cada cual, el dar y recibir o no, el dar sin esperar pero al final saber que vas a recibir

    ResponderEliminar
  24. Pienso que cuando escribiste esto estabas estudiando y querías hacer de todo menos estudiar JAJAJA
    Un saludo. -S

    Pd: Nena, llevo tiempo queriendo tu libro, pero no lo encuentro por ningún lado. D: LO NECESITO.

    ResponderEliminar

Ballantines & Coca-cola